Reseña: Épica

por Camila Guevara

El evento comenzó con nuestros compatriotas Hidekel, músicos de metal sinfónico. Su amplia experiencia en la escena y su gran repertorio cumplieron con el objetivo de dar una apertura idea y de entrar en calor para recibir a Epica.

Unos minutos después, comenzaban a apagarse las luces como señal que La noche con épica iba a empezar. Comenzó a sonar el intro Alpha de su último álbum Omega y aparecieron ya los integrantes de la banda a excepción de su vocalista. Al terminar su preludio, interpretaron las melodías de Abyss of time y con ello tuvo lugar la dulce voz de Simone Simons antecedido a su gran aparición en la escena. A partir de entonces y como no es de esperarse menos, la banda desplegó gran profesionalismo y calidad a lo largo de sus interpretaciones, el tecladista Coen Janssen mostró una gran destreza escénica durante la presentación mientras que ambos guitarristas demostraban su virtuosidad y dominio musical, además de su excelente actitud al interactuar con el público; en la canción Rivers, la bella vocalista pidió al público iluminar el escenario con las luces de sus celulares. También en su canción de cierre, Consign to oblivion, Simone solicitó un Wall of death a lo que el público se preparó, abrió el espacio suficiente y cuando comenzó la parte extrema de la canción se dio un gran moshpit en la primera localidad. Un acto inolvidable e imprescindible en cada concierto de metal.

Entre lo más de destacado de su setlist también se encuentra Victims of contingency, The essence of silence y como no podía faltar, Cry for the moon. Se denotó la ausencia del bajista de la banda el cual se encontraba indispuesto para presentarse durante el show. Adicionalmente el guitarrista Mark Jansen mencionó el empate entre las selecciones de ambos países (Ecuador y Países Bajos) y lo afortunado del resultado para ambos equipos.

Al finalizar su presentación se despidieron del público cálidamente, levantando nuestra bandera ecuatoriana.

En conclusión, los neerlandeses nos volvieron a brindar un inolvidable espectáculo y buena música reafirmando su trascendencia como una de las mejores bandas de metal sinfónico.