Reseña: Helloween + HammerFall, United Forces Tour

por César Salgado

En la apertura se presentó la banda cuencana Tribus nos ofreció un show de calidad, interpretando algunos covers así como canciones propias con una destacable voz femenina.

Hammerfall nos deleitó un show fenomenal digno de una leyenda del power metal sueco. Se pudo apreciar el virtuosismo y destreza en escena por parte de los músicos suecos mientras nos presentaban un setlist de 11 canciones. Todos temas interpretados correspondían a distintos trabajos discográficos con excepción de “Brotherhood” y “Hammer of Dawn” los cuales son temas pertenecientes a su último álbum publicado a inicios de este año. Oscar Dronjak transmitió una gran energía al público presente. La melodía y armonía característica del estilo de Gotemburgo fue evidente en este virtuoso exponente del power metal escandinavo.

Helloween presentó un espectáculo audiovisual fantástico a 3 guitarras y una batería de 4 bombos; con participación de sus distintos vocalistas que han formado parte a lo largo de su historia. Interpretaron Temas de varios de sus discos, entre clásicos y nuevos; destacó la proyección en pantallas gigantes de un video temático en cada canción interpretada por la banda.

Adicionalmente, Sascha Gerstner nos presentó un solo de guitarra durante el Entremés. Los asistentes corearon muchos de los clásicos de Keeper of the Seven Keys II, la canción del mismo nombre tuvo su duración completa de casi 14 minutos. También pudimos apreciar una conmovedora interpretación de Forever and One (Neverland) algo demorada por un micrófono defectuoso pero que fue cantada a todo pulmón por muchos de los asistentes. I Want Out fue el tema simbólico con el que cerraron el concierto en medio de una explosión de confeti que envolvió todo el escenario.

Tanto Helloween como HammerFall levantaron la bandera ecuatoriana y agradecieron a los asistentes por la cálida recepción. Se pudo apreciar un Coliseo Rumiñahui prácticamente lleno en todas las localidades.

Lamentablemente se evidenció algunas falencias en la organización del evento, existió una cola considerable para adquirir entradas o para retirar las entradas compradas de manera digital. Adicionalmente la seguridad fue sumamente inconsistente y poca respetuosa al asistente; se nos confiscó algunos esferos, peines de plástico y alcohol de manos. Lastimosamente ninguno de éstos artículos fue anunciado como prohibidos por lo que consideramos estos controles cómo inconsistentes, irónicamente no nos confiscaron las correas.